Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/176984
ESQUINA

Partido de fútbol femenino terminó en pugilato callejero

Un grupo de mujeres se enfrentó al finalizar el encuentro deportivo. Al parecer había cuestiones que no se habían saldado en la cancha. 

Un grupo de mujeres se trenzó en lucha a la salida de un partido de fútbol 5 en Esquina, y la pelea quedó registrada en un video. El suceso, que causó polémica en las redes sociales, ocu­rrió en la noche del jueves en la vía pública, en una zona del casco histórico de la localidad, cuando el en­cono suscitado entre ambos bandos durante el encuen­tro deportivo se reavivó y alcanzó niveles insospecha­dos, al punto de convertir­se en noticia dado el grado de violencia observado en representantes de lo que antes algunos llamaban el "sexo débil". Las imágenes que circularon muestran cómo las contrincantes se propinaron golpes de puño y otro tipo de agresiones, como tiradas de pelo e in­sultos, hasta que la inter­vención de terceros ajenos a la situación pudo evitar que los daños a la integridad fí­sica de las implicadas sean mayores. 

Los datos recolectados refieren que todo habría co­menzado momentos antes en el interior del complejo de canchas, en el que una docena de mujeres se ha­bían reunido para disputar un partido, al parecer con un incentivo económico. Lo cierto es que durante el tiempo que jugaron los ro­ces fueron abundantes y en­tre las participantes empezó emerger un malestar que incluyó ciertos exabruptos como insultos y empujones. La contienda acabó con la victoria de uno de los equi­pos y que al menos algunas de sus integrantes se desbo­caron en las celebraciones desandando la furia de sus adversarias, que reacciona­ron de la peor manera. 

Durante varios minutos la calle fue el escenario de otros tipos de enfrenta­miento. Gritos, sacudones y arengas reinaron por un momento como un furor colectivo entre todas las pe­leadoras, con particular én­fasis en las derrotadas que ansiaban una revancha a su manera. 

Finalmente la Policía lle­gó cuando la escaramuza se había disipado. s