Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/177288

El misterioso avión retenido en Ezeiza

Un extraño episodio, todavía sin explicaciones claras a nivel oficial, tiene como protagonista a un avión carguero de bandera venezolana que fue "inmovilizado" en el Aeropuerto de Ezeiza, presuntamente a causa de sanciones impuestas desde los Estados Unidos.

 También agrega mis­terio al tema que se les hayan secuestrado los pa­saportes a doce ciudadanos venezolanos y cinco iraníes que iban a bordo, y si bien pueden salir del país, deberán regresar a Venezuela o al sitio que quieran en aviones de línea.

Según trascendió, el avión "transportaba au­topartes para una empresa automotriz, se revisó la carga varias veces, pero no se encontró nada extraño y fue liberada". Pero a pesar de ello, algu­nas de las cinco personas con nacionalidad iraní quedaron bajo sospecha de estar conectadas o tener presuntos nexos con las Fuerzas Quds, que responden a los Cuerpos de la Guardia Revolu­cionaria Islámica, especializada en guerra asi­métrica, además de operaciones de inteligencia militar. 

En el marco de un conflicto judicial y diplo­mático, el abogado Rafael Resnick Brenner, en representación de la tripulación iraní y venezola­na, le pidió este sábado al juez federal de Lomas de Zamora, Federico Villena, que disponga la restitución del sospechoso Boeing 747, de origen iraní, a la empresa venezolana Emtrasur, devuel­va los pasaportes y permita el aprovisionamiento de combustible para que pueda regresar a Vene­zuela.

Mientras, el gobierno de Estados Unidos le pasó información al gobierno argentino pidién­dole cooperación dadas las sanciones vigentes. Las aerolíneas Mahan Air y Conviasa "están am­bas en listas de entidades sancionadas bajo los programas de Sanciones a Irán y Venezuela", res­pectivamente, explicó un especialista. 

Bajo vigilancia

El caso encierra aris­tas todavía más sos­pechosas, porque apa­rentemente el Boeing 747 voló desde Córdoba a Buenos Aires con el transponder apagado, como si quisiera no ser localizado, mientras atravesaba territorio ar­gentino.

Se supo que los vuelos de ese gigantesco avión ya vienen bajo sospecha desde febrero pasado, cuando fue transferido a la compañía venezola­na por la empresa iraní Mahan Air, una compa­ñía que Estados Unidos sospecha que colabora con el régimen de Te­herán en el respaldo logístico de actividades terroristas