Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/177319
POSIBLE OCUPACIÓN DE TERRENOS MUNICIPALES

Ediles presentaron un amparo por la reserva ambiental Santa Catalina

Particulares reclaman 35 de las 275 hectáreas que son de dominio pú­blico. Los concejales de la Coalición Cívica patrocinan a la ONG Rojaiju.

Patrocinando a la ONG ambiental Rojaiju Corrien­tes, los concejales de la Coalición Cívica - ARI de Capital, Fabián Nieves y Gabriela Gauna, se presen­taron ayer en la Justicia, para evitar la apropiación, por parte de particulares, de 35 de las 275 hectáreas que corresponden al dominio público municipal.

Tras la presentación, Nieves señaló que "la pre­tendida ocupación de 35 hectáreas de la reserva por parte de un particular le­siona, restringe, y alterará de manera arbitraria e ile­gal el patrimonio ambiental municipal que pertenece a todos los correntinos gene­rando un daño ambiental sin retroceso".

El edil añadió que "la re­serva es un corredor verde protegido, con un bosque nativo con más de 70 es­pecies de árboles de la cual depende también la fauna nativa, donde podemos en­contrar 179 especies de aves, monos aulladores, zorros grises, tatúes, comadre­jas, guazunchos, lobitos de río, y es lugar propicio para otros mamíferos potencia­les como el aguará guazú, yaguarundí, gato montés y oso melero. La reserva es fundamental en la conser­vación de la biodiversidad en nuestra ciudad".

"Además de constituir una zona de aprovecha­miento científico, la reserva está pensada como un es­pacio de recreación para los correntinos, y representa una inversión sin preceden­tes en infraestructura verde para disminuir anegamien­tos, inundaciones y erosión de suelo ante eventos cli­máticos extremos", destacó.

Según informaron, el am­paro fue presentado contra particulares que pretenden ocupar 35 de las 275 hectá­reas que están bajo protec­ción de la reserva. El predio total de Santa Catalina, fue donado a la Municipalidad de Corrientes por parte del Estado nacional en el año 2012, siendo declarada zona de reserva en 2013 e incorporada por ordenan­za al Sistema Municipal de Áreas Protegidas en 2021.

FAVORECER LA PROTECCIÓN

Por su parte, Gauna sos­tuvo que "en casos de con­flictos como estos siempre debe imperar el principio precautorio y ser resueltos de manera tal que favorez­can la protección y conser­vación del medio ambiente. Además, la reserva pertene­ce al dominio público y no puede estar sujeta a pres­cripción adquisitiva de un privado".

"Al estar incorporada al Sistema Municipal de Áreas Protegidas (Simap) no pue­de llevarse allí ninguna in­tervención que dañe o altere el ecosistema. La situación es de gravedad institucional y ambiental, y la pretensión del particular nunca puede afectar la sustentabilidad de los ecosistemas de la fauna, flora, y biodiversidad".

"Por eso presentamos este amparo junto a los volunta­rios de Rojaiju Corrientes, para proteger el cordón biológico que significa San­ta Catalina, solicitando su absoluta preservación am­biental e impidiendo el ac­ceso indebido de terceros ajenos", finalizó la concejal.

La asociación civil Rojai­ju Corrientes forma parte del voluntariado "Corriente Verde" que lidera Hugo "Cu­qui" Calvano (secretario de Coordinación de Gabinete de la Municipalidad de Co­rrientes) y que desempeña diversas acciones ambien­tales en la ciudad.s