Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/177397

El avión, la novela y la realidad

Ayer el gobierno para­guayo informó que uno de los tripulantes de la aeronave retenida en Ezeiza tiene vinculación con la fuerza revolucio­naria de Irán

La polémica que se desató con el avión varado en Ezeiza, propiedad de una empresa estatal de Venezuela, pero con tripulación iraní si­gue dando tela para cortar y profundizando la grieta política. Además el gobierno del Frente de Todos no acierta con un discurso unificado, es decir no puede explicar la presencia de la aeronave en el país, cuál era su misión en esta región y por qué no tienen datos concretos, precisos, de los 19 hombres que llegaron con el avión. En conferencia de prensa, la portavoz presidencial Gabriela Cerruti acusó a los medios de comunicación de "armar una novela perio­dística". Sin embargo, la sucesión de los hechos y las declaraciones de los funcionarios a cada paso evidencian el desconcierto de la Casa Rosada y la imposibilidad de entregar una versión sólida que tenga algo de verosimilitud para saciar la lógica inquietud de la ciudadanía, y de la oposición. La única respuesta, por ahora, es que la seguridad internacional de la Argentina es un flan. 

A la par de que se van sumando preguntas, que no tienen respues­tas, va subiendo en intensidad la discusión política. Pero, independientemente del de­bate mediático sobresale un problema serio: las fron­teras son vulnerables y podría suceder cualquier cosa. Argentina tiene, lamentablemente, muy malos antece­dentes en la materia.

Justamente, el presidente del bloque del PRO en la Cámara de Diputados, Cristian Ritondo, criticó a la vocera presidencial y dio su versión del asunto. En sintonía con el resto de los integrantes de Juntos por el Cambio, el dirigente opositor aseguró que la llega­da del avión tiene vinculación directa con el atentado a la Amia y la muerte del fiscal Alberto Nisman, y de­talló que el arribo esconde una relación del Gobierno neokirchnerista con Venezuela e Irán.

"No es una novela. Es una película que tuvo dos aten­tados con 114 muertos, un fiscal federal asesinado, un pacto con Irán, defensa a la dictadura de Venezuela y felicitaciones de (Nicolás) Maduro desde Teherán", expresó el ex ministro de Seguridad bonaerense. Ante ello, Cerruti recogió el guante y arremetió contra Ri­tondo: "Cuánta bajeza. Usar a los muertos de los dos atentados más dolorosos de nuestra historia reciente", enfatizó Cerruti. 

Pero, Ritondo no fue el único en hacer mención al fallecimiento del fiscal y trazar lazos con la llegada de la tripulación que está siendo investigada. También lo hizo la diputada María Eugenia Vidal. Por su parte la titular del PRO, Patricia Bullrich, denunció que el aterrizaje del Boeing 747-3B3(M) Dreamliner de la empresa Emtrasur responde a una política de alineamiento del Gobierno con Irán y Venezuela.

La oposición llevó el reclamo al Congreso, en la última sesión de la Cámara de Diputados exigió inter­pelar al canciller Santiago Cafiero; al ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro; al ministro de Seguridad, Aníbal Fernández. No tuvo éxito, el Frente de Todos y sus aliados bloquearon la iniciativa. La idea era que expliquen la llegada del avión con tripu­lantes iraníes.

Ayer el gobierno de Paraguay aseguró que el piloto del avión retenido en Ezeiza, el capitán Gholamreza Ghasemi, tiene vinculaciones con la Fuerza Quds, ver­sión que contradice lo sostenido por el ministro de Se­guridad, Aníbal Fernández, quien aclaró que se trata de un homónimo. "De acuerdo a lo que nos confirmaron agencias aliadas, se trata de una persona vinculada al Quds. No es parecido, homónimo, ni nada", enfatizó el ministro de Inteligencia de Paraguay, Esteban Aquino.

Paraguay, Uruguay, también Brasil y Chile le negaron permiso de aterrizaje al avión venezolano. Algunos in­cluso le prohibieron el uso del espacio aéreo. ¿Lo ha­brán hecho de puros prejuicios o alguna razón había?