Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/177440
MINISTRO DE DESARROLLO PRODUCTIVO

Daniel Scioli promete más producción y reafirma que "no hay cepo al dólar"

El flamante funcionario aseguró que el desafío de la coalición de go­bierno es "tener un alto sentido de la responsabilidad".

Daniel Scioli, flamante ministro de Desarrollo, re­chazó nuevamente que exis­ta un cepo al dólar y puso como ejemplo de esto el vo­lumen de importaciones que existe en la actualidad.

En una entrevista con Té­lam explicó su postura con respecto a los pasos a seguir y la combinación consen­suada con otras áreas del Gobierno.

El funcionario, quien asumió el miércoles ante el presidente Alberto Fernán­dez, anticipó las primeras actividades que realizará durante los primeros días de la próxima semana.

– ¿Ya tiene definido dón­de va a estar puesto el eje de su gestión?

- El eje va a estar puesto en el trabajo codo a codo con cada sector, con cada em­presa. Soy un productivista, un desarrollista nato, así que va a transcurrir por ahí. Mis mejores oficinas van a ser las fábricas y voy a estar a disposición de las empresas y los trabajadores.

– El tema del dólar es central en la agenda actual, ¿cómo va a trabajar esto con el sector productivo?

- Estamos con un récord de importaciones. Esto hay que ponerlo en el contexto en el que se está viviendo en el mundo, con aumentos de precios de la energía, de los alimentos. Con buen criterio el Banco Central y el Minis­terio de Economía buscan optimizar lo que es el stock de reservas, y a la vez gene­rar más reservas vía mayores exportaciones, atrayendo inversiones y estando muy atentos a maniobras espe­culativas por acumulación de stock o aprovechando la brecha cambiaria.

– ¿Qué respuesta tiene cuando desde el sector em­presario dicen que hay un cepo con el dólar?

- No hay cepo. En la ac­tualidad las importaciones son el doble de lo que había en años anteriores. Por eso, el uso criterioso, óptimo, de las reservas, cómo el moni­toreo permanentemente, me parecen un acto de res­ponsabilidad.

– ¿Continuarán los fun­cionarios que estuvieron con Matías Kulfas? ¿Piensa crear alguna nueva secre­taría?

- Los secretarios están confirmados. Crear nuevas áreas seguro que no, porque tenemos poco tiempo y mu­cho trabajo por hacer. Te­nemos un ministerio orde­nado, con un programa con líneas claras de acción. Me voy a avocar a la problemá­tica de las pymes, también al área del conocimiento, a seguir industrializando la Argentina y al tema de la minería como sector para la generación de dólares.

– Más allá de que Co­mercio Interior ya no está más en la órbita de Desa­rrollo Productivo, ¿el tema precios, la inflación, lo preocupa?

- Todo tiene que ver con todo. Soy de los que creen que si bien hay funciones directas de los ministerios y las secretarías, todos po­demos ayudar. El Ministerio de Desarrollo Productivo, en cuanto a generación de divisas, aumentar la capa­cidad instalada y aumentar la oferta, puede colaborar también con este tema, que es prioritario en la agenda del Ministerio de Economía, que es la lucha contra la in­flación.

– Su llegada a Desarrollo Productivo, más la incor­poración de Agustín Rossi a la AFI, ¿pueden ser leídos como una nueva etapa po­lítica del gobierno?

- Son los cambios que ha decidido el Presidente para ir readecuando el funciona­miento de su Gobierno, para la gobernabilidad, para la gestión. El Presidente cuan­do me envió a Brasil me dijo con toda claridad: "Daniel, hacé lo que tengas que hacer, pero tenemos que encauzar la relación con Brasil".

– ¿Qué le pidió Alberto Fernández cuando lo con­vocó ahora?

- En primer lugar me pi­dió que me haga cargo. En segundo lugar, que desarro­lle toda mi experiencia. Y después está el factor con­fianza, que viene de que nos conocemos de tantos años. 

– ¿Qué lectura tiene el político Scioli, de este go­bierno de coalición en el que hay tensiones? Cómo es su vínculo con las dis­tintas patas que tiene la coalición de gobierno?

- Yo creo que tenemos que tener un alto sentido de la responsabilidad, lo que fue el sentido del voto de 2019, la gente diciendo muévanse para defendernos. En este caso en la diversidad, en el debate interno que puede haber, hay que seguir uni­dos y yo tengo muy bue­na relación con todos los sectores.s

Dante Sica: "El Gobierno notiene mucho más para ofrecer"

El Ministerio de Desarrollo Productivo, centro de todas las miradas en las últimas semanas, fue su lugar de trabajo en el último año y medio del gobierno de Mauricio Ma­cri. Desde la oficina de la consultora Abeceb, Dante Sica analizó los últimos anuncios eco­nómicos, el Gobierno de Alberto Fernández y el rol de Juntos por el Cambio de cara a la próxima elección presidencial.

– ¿Qué opinión le merecen los anuncios de los últimos días?

- Están en línea con los parches que el Go­bierno viene poniendo a lo que es la no estra­tegia en materia de política económica. Es un Gobierno que no pudo votar el presupuesto por lo que necesariamente tenía que hacer un DNU que pudiera darle crédito. La infla­ción y la aceleración de la inflación se estaba comiendo toda la partida presupuestaria en­tonces no es una medida, es una necesidad que tenía el Gobierno para seguir funcionan­do

– El anuncio de las tasas responde y se acelera por esta inercia de los propios proble­mas, que se infringe con el financiamiento de los bonos. El aumento de una incertidumbre que hay en la economía, la hace muy poco atractivo y empezaba a generar desconfianza para la compra de títulos o bonos, sumado a un nivel muy bajo de depósitos. Sin embargo, el efecto va a ser efímero, porque la acelera­ción de la inflación transforma muy rápida­mente la tasa en negativa.

– ¿Ni siquiera a los más especulativos?

- Argentina está, por la incapacidad del Gobierno, administrando una crisis que cada día se profundiza más. Estamos discutiendo 15 meses antes de las elecciones los temas que deberíamos estar ver el año próximo. Después de haber firmado el acuerdo con el FMI, las empresas dejaron de mirar en tér­minos de medidas macroeconómicas a esta administración. Da la sensación de que el Go­bierno no tiene mucho más para ofrecer, y no porque no tenga tiempo, sino porque carece de capacidad política para generar un con­junto de políticas económicas que cambie las expectativas de los agentes. La crisis política desancló esas poquitas expectativas que ha­bía generado el acuerdo y hoy la mirada está puesta más en la transición que pueda gene­rar el Gobierno