Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/177480

Educación, el deterioro a la vista

Ayer se conocieron los resultados de las prue­bas Aprender 2021: son similares a los de 2013. Es decir hay un atraso.

Camino a la reunión del Consejo Federal de Educación que se llevará a cabo en la ciudad de Rosario (Santa Fe) y en la que los ministros de todo el país abordarán el proyecto de agre­gar una hora de clases por día en el Nivel Primario, se conoció ayer el resultado del último operativo de eva­luación de la calidad educativa que pone en evidencia el fuerte deterioro de la formación básica en los chicos. Se trata de las pruebas Aprender, realizadas a fines del año pasado y que dieron muy mal, sobre todo en Lengua. Concretamente, cuatro de cada diez chicos de sexto año de la Primaria no entiende lo que lee. En Matemática el resultado no es igual de negativo, pero tampoco ofrece señales de mejo­ría. Seguramente habrá muchos argumentos para explicar esta si­tuación y según la posición políti­ca o ideológica desde la que se lo mire tendrán diferencias, el hecho incontrastable es que esta es la realidad sobre la que se construye el futuro de la Argentina. 

Corresponde preguntarse: ¿qué futuro le espera al país? Hay un plano inclinado, difícil de no ver, sobre el cual está rodando la res­puesta. Quizás sea pertinente se­ñalar que en 2018, en la prueba Aprender anterior, el 24,7% de los alumnos no conse­guía comprender lo que leía; en 2021 ese segmento de descalificación creció al 44%, es decir que se duplicó. En medio hubo dos años con escuelas cerradas y chicos sin clases por la pandemia de coronavirus y a la par una crisis económica y social galopante.

El resultado demuestra que el deterioro formativo es más agudo entre los chicos de los estratos sociales humildes. Traducido: los pobres son los que menos aprenden. No hay mucha novedad en esto, pero tiene lógica al revisar las estadísticas oficiales sobre la situa­ción socioeconómica de la Argentina que acumula casi un 40% de pobreza. 

Las pruebas Aprender fueron tomadas en diciembre de 2021 solamente a los alumnos de sexto grado del Ni­vel Primario, en casi 20.000 escuelas de todo el país, y se enfocó únicamente en las disciplinas de Lengua y Matemática. En el 2019 el examen no se hizo, el en­tonces ministro de Educación Nicolás Trotta abrió una polémica por la suspensión, que se volvió a repetir en 2020 a causa de la pandemia de covid. Con la cuarente­na sanitaria las escuelas estuvieron cerradas.

Ahora bien, después de dos ciclos lectivos perdidos, los resultados obtenidos al evaluar el desempeño de aproximadamente 623.000 chicos muestran un dete­rioro significativo en la comprensión de textos, mien­tras que en Matemática hay cierta estabilidad, aunque con una leve caída.

La radiografía actual demuestra que sólo dos de cada diez alum­nos (22%) están capacitados para comprender sin ningún tipo de di­ficultad -en un nivel avanzado- las preguntas que tenían que ver con los textos narrativos. Otro 33% lo hizo de forma satisfactoria; un 21,7% mostró un nivel básico y el 22,3% restante estuvo por debajo del básico, sin poder jerarquizar información ni tener incorporada la práctica de la relectura ni la pro­fundización de los textos escritos, donde debían reflexionar sobre algunas cuestiones como el tipo de narración o las ca­racterísticas de los personajes.

Esto significa que el 44% de los alumnos de sexto grado del país tiene dificultades para comprender un texto adaptado a su edad. Son, en cierto modo, disca­pacitados para la exigencia del mundo actual. Pueden desenvolverse, pero sobre una base empírica, no del razonamiento aplicado. 

En Matemática, en cambio, aun partiendo de un nivel bajo prepandemia, los resultados de esta nueva edición de Aprender entregan una leve caída que no es "estadísticamente significativa", según expertos del Ministerio de Educación.

Este es el escenario: ¿se necesitan más horas de clases?s