Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/178093

La niebla se metió en todas partes

Como consecuencia de la espesa niebla que cu­brió la Ciudad de Buenos Aires, el aeroparque Jorge Newbery quedó inacti­vo. De acuerdo al infor­me oficial, hasta la tarde de ayer hubo 12 vuelos cancelados, 8 desviados a Ezeiza y más 30 vuelos con demoras por motivo de la niebla. Dicen que la visibilidad quedó reduci­da a 300 metros; lo per­mitido para ensayar una maniobra aérea es de 800 metros. En tanto, en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza no hubo vuelos afectados ya que pudo operar con normalidad. En la Capital Federal hubo varios choques graves en­tre autos. Y se repitió el problema en las rutas.

Aviones frenados

Vuelos de cabotaje suspendidos, accidentes viales en rutas, autopistas y hasta en los barrios, lo que obligó a restringir la circulación vehicular, ac­tividades al aire libre reprogramadas y partidos de fútbol de la AFA sus­pendidos, fue el saldo de un día bajo niebla en la Capital del país. Tanto la Ciudad Autónoma de Buenos Aires como gran parte del Conurbano, lo que se denomina el Área Metropo­litana de Buenos Aires (Amba) estu­vieron ayer envueltas en una espesa nube que impidió el normal desen­volvimiento de los vecinos. La visi­bilidad quedó reducida al mínimo, se registró un brusco descenso de la temperatura y por momentos hubo precipitaciones. Fue un día tremendo para porteños y bonaerenses.

El fenómeno climático comenzó a configurarse el viernes a la tarde y se extendió ayer durante toda la jorna­da. El Servicio Meteorológico Nacio­nal indica que podría disiparse hoy, aunque persistirá el cielo nublado. En el resto de la provincia de Buenos Aires el escenario fue variado, en al­gunos lugares se repitió la neblina, pero en la mayoría de las localidades se registró un clima más amable.

El punto es que mientras gobernó la niebla, tuvieron que suspender vuelos que partían del aeroparque Jorge Newbery. Además se produje­ron varios accidentes viales en la ciu­dad. (Ver aparte). 

Se suspendieron muchas acti­vidades programadas al aire libre. También hubo que abortar el partido entre Quilmes y Belgrano de Córdoba por la Primera Nacional. Estaba pre­visto para las 19.45, pero se demoró el inicio esperando que mejoraran las condiciones. Casi una hora después el árbitro del encuentro, Pablo Gimé­nez, decidió suspenderlo.