Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/178297
LA ADMINISTRACIÓN GENERAL DE PUERTOS CONTINÚA CON LA CONCESIÓN

Hidrovía Paraguay-Paraná seguirá bajo operación del Estado nacional

La prórroga es por un plazo de 12 meses o hasta la toma de servicio de quien resulte adjudicatario del pro­ceso de licitación. 

EL CONTROL DE LA VÍA NAVEGABLE TRONCAL ESTÁ COMPRENDIDA ENTRE EL KILÓMETRO 1238 DEL RÍO PARANÁ, PUNTO DENOMINADO CONFLUENCIA, HASTA LA ZONA DE AGUAS PROFUNDAS NATURALES EN EL RÍO DE LA PLATA EXTERIOR.

El Ministerio de Transpor­te de la Nación prorrogó el contrato de concesión de la Hidrovía Paraguay-Paraná con la Administración Ge­neral de Puertos (AGP) hasta la toma de servicio de quien resulte adjudicatario de la li­citación.

La extensión del plazo fue dispuesta a través de la reso­lución 515/2022 publicada ayer en el Boletín Oficial, y de esta forma, la AGP conti­nuará con la concesión de la operación para el manteni­miento del sistema de seña­lización y tareas de dragado y redragado, y el correspon­diente control hidrológico de la Vía Navegable Troncal comprendida entre el kiló­metro 1238 del río Paraná, punto denominado Con­fluencia, hasta la Zona de Aguas Profundas Naturales en el Río de la Plata exterior.

Por la hidrovía se traslada cerca del 80% del volumen de las exportaciones y 95% de las importaciones del país al permitir la conexión con el Océano Atlántico de distintos tipos de embarca­ciones de carga.

La extensión del plazo -tomada con 42 días de an­telación- regirá desde el 11 de septiembre, fecha de vencimiento del plazo actual de 12 meses, y responde en que, hasta el momento, los pliegos del proceso licitato­rio nacional e internacional privado no se encuentran en trámite administrativo.

Dicha licitación, dis­puesta a través del decreto 949/2020, está a cargo del Ente Nacional de Control y Gestión de la Vía Navegable, que es conducido por Ariel Sujarchuk y cuenta con la participación de las siete provincias por donde atra­viesa la traza. La licitación consiste en la concesión a largo plazo para la moder­nización, ampliación, opera­ción y mantenimiento de la hidrovía, además del cobro del peaje de la vía fluvial

La posibilidad de extender la operación estatal ya es­taba contemplada en el de­creto 427/2021 que dispuso la toma de posesión del Es­tado, el cual fijó un plazo de 12 meses para la concesión de la AGP prorrogable hasta la toma de servicio de quien o quienes resulten adjudica­tarios de la licitación de su operación.

FALTA DE CERTEZAS

Tomando en cuenta esa reglamentación, la AGP so­licitó que se evalúe la pró­rroga de la concesión debido a que, "al día de la fecha, no hay certezas respecto al tiempo que ha de transcu­rrir hasta la convocatoria a licitación pública enco­mendada al Ente Nacional de Control y Gestión de la Vía Navegable" ni para la "correspondiente toma de servicio por parte de quién o quienes resultaren adjudica­tarios".

Tras ello y según indican los considerandos de la re­solución, la Unidad Gabinete de Aseso­res avaló los argu­mentos de la AGP "dado que de los mismos se despren­de la necesidad de continuar con las acciones necesarias para garantizar la navega­bilidad de la Vía Navegable Troncal".

Historia reciente

En 1995, las tareas de mantenimiento, dragado y balizamiento del río Pa­raná quedaron en manos del consorcio Hidrovía, in­tegrado por la empresa de dragado belga Jan de Nul -que se mostró interesada en participar en la futura licitación- y la argentina Emepa; concesión que ven­ció el 30 de abril de 2021, aunque pasada esa fecha, se le otorgó una prórroga de 90 días.

Sin embargo, el Gobierno nacional, el 1 de julio -an­tes de cumplirse el plazo previsto- decidió dejar a la hidrovía bajo control estatal a partir del 11 de septiembre de ese año.

La Administración Gene­ral de Puertos (AGP) desde entonces se encarga del mantenimiento de la hi­drovía y dicha tarea, según destacó el ente, "generó conformidad -tanto desde lo técnico como en lo adminis­trativo- en el sector público y en el privado".

"En el contexto de una bajante histórica del Paraná -la más profunda y de mayor duración que se tenga regis­tro- la navegación no regis­tró inconvenientes mayores más allá del bajo caudal", enfatizó la AGP en un comu­nicado.

Del mismo modo, el orga­nismo nacional indicó que "las tareas de dragado y de balizamiento, así como el relevamiento batimétrico y los controles hidrológicos se realizaron de la misma forma que en la etapa pre­via". Por su parte, la AGP dio inicio a una serie de obras "que buscan extender los servicios y tener una mayor calidad técnica".

La ruta fluvial atraviesa siete provincias y el tra­mo argentino cuenta con 1.635 kilómetros, sobre un total de 3.400 que tiene el canal que se comparte con Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay.s