Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/178347
EN MEDIO DE LA CRISIS ECONÓMICA

El Gobierno convocó al Consejo del Salario para el 18 de agosto

Los integrantes del Consejo Nacional Del Salario, se reunirán para definir un nuevo piso y actualizar el monto referido al desempleo.

El Gobierno convocó este jueves a los integrantes del Consejo Nacional del Em­pleo, la Productividad y el Salario Mínimo Vital y Móvil para el próximo 18 de agosto, para definir un nuevo piso salarial y actualizar el mon­to referido al desempleo.

Luego del anuncio del mi­nistro de Economía, Sergio Massa, sobre un próximo encuentro con empresa­rios y líderes gremiales, el Gobierno formalizó la con­vocatoria del Consejo del Salario a través de la resolu­ción 7/2022, firmada por el ministro de Trabajo, Carlos Moroni, y publicada en el Boletín Oficial

"Vamos a convocar el próximo jueves 11 a entida­des empresarias y de tra­bajadores a los efectos de asegurar un mecanismo que permita recuperar ingresos en trabajadores del sector privado, que incluye la me­jora de las asignaciones fa­miliares", señaló este miér­coles Massa en su primera conferencia de prensa en el Palacio de Hacienda.

Al respecto, el flamante funcionario adelantó que "los salarios entre 50.000 y 150.000 pesos son los que se ven más perjudicados, allí vamos a enfocar el estudio de la modificación de las asignaciones familiares".

Una semana después de ese encuentro, se realizará la sesión plenaria del Con­sejo del Salario que, en esta ocasión, será virtual y tendrá un primer lla­mado a las 12 y otro a las 13.30, por lo que se espera que comience pasado el mediodía la reunión que nuclea al Estado nacional, los empresarios y las cen­trales obreras.

En el orden del día, el punto central a consensuar por el Consejo será una re­visión del nuevo valor del salario mínimo, vital y móvil y cuáles serán los plazos en los que se darán esos incre­mentos.

En la última reunión del Consejo, que fue el pasado 16 de marzo, se acordaron los nuevos montos del sala­rio mínimo y prestaciones por desempleo y además se estableció la posibilidad de "revisionar" lo acordado.

En esa instancia se resol­vió un aumento del 45 por ciento sobre la base del mes de marzo en cuatro tramos.

Ante la solicitud de un grupo de diputados del Frente de Todos (FdT) enca­bezado por Máximo Kirch­ner, el Gobierno decidió en mayo adelantar la vigencia del aumento del salario mí­nimo, vital y móvil que pasó a partir del 1 de junio de 45.540 pesos.

En tanto que este mes lle­gó a 47.850 pesos para tra­bajadores mensualizados y 239,30 pesos es el valor de la hora para trabajadores jor­nalizados.

Por su parte, los montos mínimos y máximos de la prestación por desempleo quedaron en 13.292 y 22.153 pesos. s

El último incremento del salario mínimo en el inicio de este mes, el Gobierno consideró per­tinente decidir la convo­catoria.

La CGT rechaza un aumento de suma fija y ratificó marcha del 17A

Hay alivio en la Confederación General del Trabajo (CGT): para recomponer los sa­larios más bajos, Sergio Massa no impulsa­ría un aumento de suma fija sino un bono "antiinflacionario" de emergencia. La pri­mera alternativa, promovida por Cristina Kirchner, era rechazada por la mayoría de los sindicalistas que representan al sector privado porque "achata las categorías sa­lariales". Por eso insistían en que la mejor herramienta para mejorar los ingresos son las paritarias.

"Nosotros representamos a los trabaja­dores formales y el tema salarial se resuel­ve en las paritarias negociando con el em­pleador", advirtió a Infobae Sergio Romero (UDA), secretario de Políticas Educativas de la CGT. Es la misma postura que mantienen sus pares.

La cúpula de la central obrera le hizo sa­ber a Massa que no compartía la variante del aumento de suma fija a través de Carlos Acuña (estaciones de servicio), uno de sus cotitulares y miembro activo del Frente Re­novador. Por la misma vía, Massa le comu­nicó a los gremialistas que se inclinaba por un bono, que se aplicaría como una gratifi­cación por única vez, pero que, de todas for­mas, sería discutido con la CGT y la Unión Industrial Argentina (UIA).

"Veremos cuál es el esquema de la convo­catoria del sector empresario y gremial para recomponer los salarios más bajos -dijo a Infobae un líder cegetista-. En la conferen­cia de prensa no se refirió al tema paritarias, pero ya nos enteraremos cuál es su criterio en las conversaciones que se van a dar". 

En su primera conferencia de prensa, Massa anticipó: "Vamos a convocar el jue­ves de la semana que viene a entidades empresarias y de trabajadores a los efectos de asegurar un mecanismo que permita re­cuperar ingresos en trabajadores del sector privado, que incluye la mejora de las asigna­ciones familiares. Los salarios entre 50.000 y 150.000 pesos son los que se ven más perjudicados. Allí vamos a enfocar el estu­dio de la modificación de las asignaciones familiares".

Esa es otra de las medidas que despierta una gran expectativa en el mundo sindical: universalizar las asignaciones familiares. Es algo sobre lo que estaba conversando la CGT con el Gobierno y que propuso públi­camente Pablo Moyano (Camioneros), otro de los cotitulares cegetistas. "Hay alrededor de 6 millones de trabajadores registrados, pero solamente 2 millones cobran asigna­ciones familiares. Por eso, vamos a pedir que ese pago se universalice", dijo. s