Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/178901
TEATRO VOCACIONAL

El humanismo se impone al metaverso en Mburucuyá

Pusieron en escena la obra "La Sa­grada Familia", una readaptación de la obra de Pandolfi, en el Club Unión, con gran respuesta del público.

Gran velada del Teatro vocacional Mburucuyá en el club Unión con la obra "La Sagrada Familia". El teatro es un género literario creado para ser represen­tado. Es el arte de compo­ner obras dramáticas. Las artes escénicas tratan todo lo relativo a la escritura, la interpretación, la produc­ción, los vestuarios y los escenarios. Drama tiene origen griego y significa "hacer", y se asocia a la idea de acción. Se entiende por drama la historia que na­rra los acontecimientos de unos personajes. 

Tiene su origen en las danzas realizadas por el hombre primitivo alrede­dor del fuego. Estas escenas tuvieron repercusión en China, Japón e India. En la coronación de los faraones se hacían representacio­nes teatrales simbólicas. En Grecia nació el edificio público destinado a la re­presentación, los grandes teatros que después los ro­manos los implementaron en su gran Imperio. 

El teatro se ha utiliza­do como complemento de celebraciones religiosas, como medio para divulgar ideas políticas, para difun­dir propaganda, como en­tretenimiento y como arte. También se conoce como teatro el edificio donde se representan las obras dra­máticas.

"En Mburucuyá se repre­sentó ‘La Sagrada Familia’, una adaptación de la obra ‘La Conspiración de los Pandolfi’, con gran soltura, espontaneidad y gran pro­fesionalidad vocacional por parte de Aurora (señora de Pandolfi): Mónica Canteros; Francisco Pandolfi (padre): Franco Cáceres; Carlos Pan­dolfi (hijo mayor): Miguel Chamorro; César Pandolfi (hijo menor): Mirko En­riques; Carmen Pandolfi (hija, novia del aviador): Aura Verón; Celia Pandolfi (hija menor): Lucía Andreu; Isabel (esposa de César): Rita López; Javier Harrys (aviador): Jair Jalfon; Maria­na (aviadora): Laura Corzo; Lulú (novia del Sr. Pandol­fi): Soledad Aromí; Policía Federal: Jonatan Galarza; padre de la criatura alqui­lada: Leonardo Luis Sotelo; todos ellos bajo la direc­ción de Amalia Salazar. El traspunte de Beti Mique­ri, apunte de María Ofelia Aromí y la escenografía de Ávalos Daniel", comentó José Miguel Bonet. 

La obra representa a una familia de 4 hijos y 2 yer­nos, cuyos padres están separados y traman una confabulación para volver a unirlos. Ocurren momen­tos cómicos y al final logran su cometido, y tiene 3 actos. 

"El término ‘humanismo’ se ha vuelto casi inutilizable por su vaguedad. El mundo de las letras habla de la im­portancia de las humanida­des, pero sin tomarse el tra­bajo de explicar el porqué. Es lo que se llamó la pereza de los humanistas. Tal vez piensan que el buen paño en el arca se vende y que ellos están vendiendo ma­terial de excelente calidad, pero este adaggio comercial no funciona en la actuali­dad. En un mundo cada vez más tecnificado, las huma­nidades han quedado como un adorno y hoy resucita vigorosa como en esta obra de teatro", finalizó Bonet en diálogo con NORTE de Co­rrientes.