Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/179099
NUEVA ERA EN EL REINO UNIDO

Carlos III, hoy será proclamado rey por el Consejo de Ascensión

Gran Bretaña inició un perio­do de 10 días de luto en home­naje a Isabel II.

Gran Bretaña inició un pe­ríodo de 10 días de luto para recordar y homenajear a la reina Isabel II, quien falle­ció el jueves a los 96 años en Balmoral, su residencia de verano en Escocia, luego de un año con complicaciones de salud, desde coronavirus hasta problemas de movili­dad.

Inmediatamente después del anuncio al mundo, se inició el plan conocido como "Operación Puente de Lon­dres", un protocolo secreto planeado hace años con los detalles sobre las primeras horas tras anunciarse el fa­llecimiento.

El plan es sólo uno de va­rios estrictos procedimien­tos que se llevan a cabo cuando muere un miembro de la familia real y del que se fueron filtrando fragmentos a lo largo de los años.

El hijo y sucesor de la rei­na, el rey Carlos III, accedió al trono inmediatamente en el santuario del castillo de Balmoral, tras recibir el primer saludo de parte de la flamante primera ministra, Liz Truss, a quien la reina le había encargado formar go­bierno apenas dos días antes en su condición de nueva lí­der del mayoritario Partido Conservador.

El rey Carlos III, quien se convirtió en monarca del Reino Unido, será proclama­do hoy oficialmente como tal, confirmó el Palacio de Buckingham.

La ceremonia se llevará a cabo en el Palacio de Saint James en el centro de Lon­dres, frente a un cuer­po ceremonial conocido como el Consejo de Adhe­sión, que está compuesto por miembros del Consejo Privado, un grupo de par­lamentarios de alto nivel, pasados y presentes, y pares, así como algunos funciona­rios públicos de alto nivel, altos comisionados de la Commonwealth y el alcalde de Londres.

Más de 700 personas tie­nen derecho a asistir a la reunión, pero dada la poca antelación, es probable que el número real sea mucho menor.

En la reunión, el presiden­te del Consejo Privado, que actualmente es la diputada Penny Mordaunt, anunciará la muerte de la reina Isabel II y se leerá una proclamación en voz alta que tradicional­mente incluye una serie de oraciones y promesas, en­comiando al monarca ante­rior y prometiendo apoyo al nuevo.

Sin embargo, la corona­ción del rey Carlos se espera que se lleve a cabo dentro de unos meses, ya que requiere mucha preparación.

La reina Isabel II accedió al trono en febrero de 1952, pero su coronación recién se pudo realizar en junio de 1953. La fecha se definirá en las próximas semanas, pero no se espera que tenga lugar hasta dentro de algún tiem­po. Mientras tanto, ayer se dispararon 96 salvas de ca­ñón desde varios lugares de Londres, como Hyde Park y la Torre de Londres.

El heredero que más tuvo que esperar 

Carlos, figura de la Coro­na inglesa que despertó más rechazo que aceptación en la opinión pública por su historia de infidelidad durante el desafortunado matrimonio con la prin­cesa Diana de Gales y las investigaciones sobre sus organizaciones benéficas, se convirtió en el nuevo rey del Reino Unido y ahora es conocido como Carlos III.

El hijo mayor de la reina Isabel II, y del príncipe Fe­lipe, duque de Edimburgo, era el heredero al trono que más tiempo tuvo que espe­rar para ascender en la mo­narquía británica, superan­do incluso a su tatarabuelo Eduardo VII, quien asumió el trono con más de 59 años de edad. Nacido en Lon­dres el 14 de noviembre de 1948 en el Palacio de Buc­kingham, Carlos fue Prín­cipe de Gales desde 1958, entre otras nominaciones reales, y mantiene el mayor número de compromisos públicos en el Reino Unido.

Educado en las escuelas Cheam y Gordonstoun, las mismas que su padre, asis­tió luego a clases en 1996 en el campo de Timbertop, Victoria (Australia). Des­pués de obtener un título en Artes en el Trinity College, sirvió a la Marina Real bri­tánica entre 1971 y 1976. En 1982 se casó con la prince­sa Diana, conocida como "Lady Di", y tuvo dos hijos: los príncipes Guillermo, ese mismo año, tercero en la lí­nea de sucesión, y Enrique, en 1984. Pero en 1996 la pa­reja se divorció en el marco de un caso de infidelidad de ambas partes.s

CARLOS Y SU ESPOSA CAMILA PASAN DELANTE DE LOS MILES DE RAMOS DE FLORES, CERCA DEL SANTUARIO DEL CASTILLO DE BALMORAL.

Más de 700 personas tie­nen derecho a asistir a la reunión, pero es probable que el número real sea mucho menor.

"Para el pueblo es el fin de una era" 

"Fue una inspiración, un ejemplo para mí y para toda mi familia"

Miles de personas se acercaron ayer por la tarde al Palacio de Buckingham, en Lon­dres, para rendir homenaje con ramos de flores y cartas expresando el dolor y el amor que sentían por la reina británica Isabel II. "Es el fin de una era. Nunca he venido hasta Londres por ninguna de las otras personas de la realeza, pero hoy tenía muchas ganas de venir para mostrar apoyo, la verdad", dijo Katie, una mujer de 50 años de Hert­fordshire. La mujer contó que sus padres tienen una edad similar a la de Isabel II, que reinó durante 70 años, y afirmó que no es tanto lo que significa para ella, sino lo que les significó a ellos.

"Para mí eso es muy importante", dijo con voz temblorosa por la emoción. Por mo­mentos bajo una copiosa lluvia, miles cru­zaban en la tarde de ayer desde la avenida Piccadilly, en el centro de la capital britá­nica, hacia Green Park, uno de los parques que conducen al Palacio, donde carteles in­dicaban los distintos lugares para dejar los tributos.

En el camino muchos iban colocando cientos de flores con mensajes a la sobe­rana al pie de los árboles, en las puertas de hierro del Palacio y en los monumentos que se encuentran en los alrededores. Otros, algunos bastante jóvenes, lloraban abra­zados con sus parejas mientras caminaban hacia el Palacio. "Hemos venido a mostrar respeto y honrarla. Ella estuvo en nuestras vidas por más de 70 años y ha visto 15 pri­meros ministros, así que queríamos venir a dar muestra de respeto", relató Max, un londinense de 35 años que se acercó al lu­gar con su pareja. "Para nosotros ella era la piedra, el sostén del Reino Unido. Siempre te sentías seguro y a salvo sabiendo que ella estaba en el poder. Además de que era una mujer maravillosa. Todo lo que hizo, lo hizo con dedicación y amor. Tenía tantas gran­des cualidades", agregó.s

El rey Carlos III realizó ayer su primera intervención como monarca con un sen­tido mensaje a la nación, en el que pro­metió dedicar su vida, al igual que lo hizo la difunta reina Isabel II, al servicio del Reino Unido. En un mensaje televisado desde el Palacio de Buckingham, donde saludó a una multitud antes de ingresar, Carlos III comenzó su mensaje rindiendo homenaje a su madre, a quien describió como "una inspiración, un ejemplo para mí y para toda mi familia". "Tenemos con ella la deuda más sentida que una familia puede tener con su madre", dijo el nuevo rey. "La reina Isabel II tuvo una vida bien vivida; cumplió su destino", afirmó Carlos III. "Esa promesa de servicio de por vida (que ella asumió) les renuevo a todos us­tedes hoy", subrayó. Carlos III destacó que el servicio de su madre al Reino Unido fue más que una promesa. "Fue un profundo compromiso personal que definió toda su vida. Hizo sacrificios por el deber", recalcó. "Su dedicación y devoción como soberana nunca cedieron, en tiempos de cambio y progreso, en tiempos de alegría y celebración, y en tiempos de tristeza y pérdida", afirmó para recordar que Isabel II llegó al trono cuando el Reino Unido y el mundo aún vivían las secuelas de la Se­gunda Guerra Mundial. "En el curso de los últimos 70 años hemos visto a nuestra so­ciedad convertirse en una de las muchas culturas y religiones. Nuestros valores se han mantenido y deben permanecer constantes", afirmó.s