Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/179577

Brasil, frenético con una veda a medias

Los candidatos favoritos para las elecciones presidenciales que se desarrollarán mañana en Brasil, Jair Bolsonaro y Luiz Inácio Lula Da Silva, aceleraron la actividad proselitista en la recta final a las urnas. Ayer la jornada transcurrió entre reco­rridas, fotos, charlas y las últimas arengas para sus seguido­res. Si bien ya está vigente la veda electoral, solo se aplica a los medios de comunicación y las encuestas de intención de voto.

A diferencia de lo que sucede en la Argentina, allí los candi­datos continúan con sus recorridas y actividades políticas du­rante la veda. Incluso, es común que en las calles se repartan volantes y pegatinas de los distintos partidos políticos.

Para hoy, último día antes de las elecciones, Lula y Bolsona­ro tienen previsto coincidir en San Pablo con eventos que ten­drán lugar por la mañana casi a la misma hora. Sin embargo, no está previsto que se crucen. 

Bolsonaro sumó el jueves el importante apoyo del jugador de la Selección, Neymar, quien publicó un video en su cuenta de TikTok (en la que tiene más de 8 millones de seguidores) para llamar a votar por la lista 22, del actual jefe de Estado.

Lula, en tanto, lleva el 13 y entre su cosecha positiva de la últimas horas se encuentra la difusión de un sondeo de inten­ción de voto que lo muestra como ganador en primera vuelta.

En Brasil se utiliza el sistema electrónico para sufragar. También compiten en las urnas: Ciro Gomes (Partido Demo­crático Laborista/PDT); Luiz Felipe D’vila (Novo, centro); Si­mone Tebet (Movimiento Democrático Brasileño/MDB, cen­tro); Soraya Thronicke (Unio Brasil, centroderecha) y el padre Kelmon Luis da Silva Souza (PTB, derecha). 

Novela

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, quien bus­ca la reelección, y Luiz Inácio Lula Da Silva, su principal oponente, prota­gonizaron un áspero deba­te el jueves a la noche por la televisión nacional que no obstante, no le ganó en rating a la novela. "Menti­roso, ex presidiario y trai­dor de la patria", dijo el ac­tual mandatario, y agregó que Da Silva encabezó una "cleptocracia" durante sus siete años de gobierno, de 2003 a 2007. 

Por su parte, el líder del Partido de los Trabajado­res afirmó, mirándole a la cara a Bolsonaro, que "el 2 de octubre lo voy a man­dar a su casa. No mienta". Este fue el segundo deba­te, organizado por la cade­na TV Globo. Se hizo des­pués de la telenovela, que tuvo mayor audiencia.