Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/179719

Identifican condiciones habitacionales y productivas en trabajadores hortícolas del Chaco

Como parte de un proyecto del Programa la Universidad en el Medio, un grupo interdisciplinario de la UNNE, dio continuidad a un trabajo de asesoramiento urbano, ambiental y habitacional a un colectivo de pequeños productores hortícolas de la provincia del Chaco.

A lo largo de casi dos años un equipo interdisciplinario de la Universidad Nacional del Nordeste desarrolló una tarea de extensión universitaria consistente en identificar las condiciones habitacionales y productivas de los productores del Consorcio 79 de la provincia del Chaco, para aportar capacitaciones y asesoramiento técnico en relación a un conjunto de problemáticas productivas; urbano ambientales y habitacionales que habían sido detectadas en proyectos anteriores.

Bajo la dirección de la magister arquitecta María Andrea Benítez, el equipo de universitarios logró producir un mapeo digital de localizaciones de los miembros del Consorcio; material de capacitación para la elaboración del proyectos, reconocimiento y sistematización conjunta de fortalezas, oportunidades, amenazas y debilidades (matriz FODA) del consorcio, además de material de reflexión sobre hábitat productivo.

Todo este aporte es el resultado del Proyecto "Hábitat y producción. Mejoramiento del Hábitat de Productores hortícolas Urbanos. Parte 2", que se ejecutó en el marco del Programa Universidad en el Medio, en un período que va desde fines del 2020 a Julio del 2022.

¿Qué son los Consorcios?. Son estructuras asociativas limitadas a un territorio determinado, cuyos integrantes conforman una comisión que brinda servicios (de labranza, de insumos y de comercialización) a los pequeños productores rurales. Este tipo de organización, fue implementada en la provincia del Chaco para dar sostenibilidad a mediano plazo al manejo productivo de los sectores más vulnerables.

Estas estructuras asociativas producen de acuerdo a su zona ecológica y su matriz productiva, apuntando siempre a una producción diversificada. Para lo cual es fundamental la capacitación técnica y la transferencia de conocimientos.

El Consorcio Productivo Nº 97 con el que se trabajó, está integrado por 30 productores hortícolas, algunos de los cuales además se dedican a la producción apícola y a la cría de gallinas.

Aprendizaje conjunto. Mediante el contacto permanente, superando incluso el período del Aislamiento Social Obligatorio, extensionistas y productores "generaron conocimientos" que la arquitecta Benítez lo desarrolla:

"Con relación al espacio residencial, es importante contemplar el resguardo de la actividad productiva en las áreas donde se localizan los emprendimientos, y compatibilizar el uso de la actividad productiva con el desarrollo de otras actividades, como las residenciales de baja densidad, recreativas, entre otras".

Respecto del Espacio productivo /residencial, el equipo propuso evaluar una mejora en las condiciones de accesibilidad a los predios de producción. A decir de los profesionales esto beneficiaría la producción y la habitabilidad de las familias de los productores.

También los universitarios se detuvieron en proponer mejoras de infraestructura, servicios urbanos (transporte público) y condiciones dominiales de los productores.

Caracterización de las Unidades Productivas. El relevamiento realizado por los extensionistas permitió identificar las siguientes características de los productores del Consorcio 97:

– los de escala media, que además de vivir de la producción pueden obtener cierta ganancia con el excedente y reinvertir en la producción, siempre supeditada a cuestiones climáticas o económicas, y

– los de escala de sobrevivencia que producen para autoconsumo y están iniciando los procesos de venta.

Los productores de escala media y pequeña, localizados en un área de urbanización creciente por la expansión de la ciudad; con actividad hortícola de escasa rentabilidad; con trabajadores familiares con ingresos y sin ingresos no registrados; con inseguridad jurídica de la tenencia de la tierra en muchos casos.

En general, los productores han tenido a lo largo de sus trayectorias otras actividades no agrícolas, pero actualmente la producción hortícola es la principal actividad e ingreso de los hogares. En algunos casos cuentan con otras actividades e ingresos complementarias.

Con relación a la situación de dominio de los predios donde las unidades productivas analizadas realizan su actividad, están en situación de tenencia o dominio precarios.  En la mayoría de los casos, los hijos no continúan la actividad de los padres cuando pueden acceder a estudios superiores, siguiendo aspiraciones propias y también de los padres.

En los predios la actividad productiva adquiere centralidad, compartiendo este rasgo con la vivienda rural. Las actividades vinculadas a la producción, limpieza, acopio, guardado y mantenimiento de los equipos y herramientas, recepción de los compradores y venta, organizan el uso del predio.

FODA. La sistematización de la matriz FODA en la que quedan expuestas las fortalezas, debilidades, amenazas y oportunidades del consorcio, reafirma las propuestas hecha por los extensionistas.

De hecho, como Amenaza que el Consorcio tiene –según los mismos productores- es el déficit de infraestructura en sus lugares de vida y producción; los desarrollos urbanísticos circundantes y el recambio generacional en las familias productoras.

Al detenerse en las Oportunidades, los productores resaltan la Agenda 2030 de los Objetivos de Desarrollos Sustentables de la ONU, el vínculo con otros consorcios productivos de la provincia del Chaco; acuerdo con el Gobierno Provincial, la UNNE y otras entidades. 

El proyecto pone en foco el debate y discusión sobre el hábitat y la vivienda que la ONU instituyó como fecha clave el primer lunes de octubre de cada año.

Según el organismo, las ciudades y los gobiernos locales desempeñan un papel fundamental en la respuesta a las crisis y emergencias, así como en la planificación de un futuro inclusivo, resiliente y ecológico. Por lo tanto, la acción local y la aplicación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible a nivel local son más importantes que nunca.

Integrantes del Proyecto.

Facultad de Arquitectura: Mgter.  Arq. Ma. Andrea Benítez (Directora), Dra Arq. Venettia Romagnoli, Arq. Silvina López, Lic.TS Ma. Emilia Fernández (Coordinadora), Mgter. Arq. Ma. Laura Puntel, Arq. Ma. Victoria Cazorla, Arq.  Ma. Fernanda Palomino, Andrea I. Baez, Fernanda Chavez, Paloma Barreto, Tobías Martinez, Esp. RT Cecilia de Luchi y Lic. GA Lucrecia Seluy

Facultad de Ciencias Económicas: doctora CP Mónica Cesana Bernasconi (Codirectora), Esp. CP Guiomar Sakamoto, Lic. Ana Clara Butticé.

Facultad de Derecho y Ciencias Sociales y Políticas: abogados Carlos Silvero Fernández, Brenda Tapia, Laura Rojas, Fiorena Wetzel.

Continuidad. Este trabajo de extensión se planteó como continuidad y profundización de un proyecto anterior Hábitat y producción. Mejoramiento del Hábitat de Productores hortícolas Urbanos. Ejecutado en el marco del programa la Universidad en el Medio.

Los participantes de ese proyecto fueron: Consorcio productivo 97 + Equipo UNNE.