Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/180350
RECUPERACIÓN Y PRESERVACIÓN DE ESPECIES AL SUR DE LA CIUDAD

Inventario de la flora y fauna de la Reserva Natural Santa Catalina

En 275 hectá­reas conviven árboles, pasti­zales, hongos y animales. 

Un equipo de investigado­res del Instituto de Botánica del Nordeste (Ibone), de­pendiente del Conicet y de la Universidad Nacional del Nordeste (Unne) avanza en el relevamiento y creación de un inventario de especies tanto de la flora como la fau­na que habitan la Reserva Natural Santa Catalina, en el sur de esta Capital.

Según señaló Roberto Sa­las, coordinador del equipo científico y encargado de llevar adelante el estudio, resaltó el trabajo en restau­ración activa y pasiva de un bosque que por mucho tiem­po sufrió un uso irracional de sus recursos. "Estamos en­focados principalmente en los árboles en esta primera etapa", sostuvo y agregó que "el bosque tiene más de 70 especies de árboles, lo cual es un número interesante, más teniendo en cuenta que durante mucho tiempo hubo extracción de madera".

En cuanto a las especies encontradas, el investigador sostuvo que hay "árboles urunday, que tiene una ma­dera que fue la más extraída en este lugar; hay guayaibí, que su madera se suele utili­zar para muebles de interior; guaviyú que tiene frutos co­mestibles, entre otros". Asi­mismo, afirmó que se detec­taron "renuevos de peque­ños arbolitos en el interior de la Reserva, lo cual es muy positivo".

En cuanto a la importancia de contar con este espacio natural, Salas remarcó que "este pedazo de bosque, con esta potencialidad, implica­ría que estamos teniendo un balance entre la vida huma­na y la restauración de los ambientes".

POLÍTICA SOSTENIBLE

Desde el Municipio, juris­dicción de la cual depende la Reserva, destacan que se avanza en la recuperación y estudio de las diversas espe­cies que habitan el predio, que tiene una extensión de 275 hectáreas y está ubicado al sur de la Capital. 

El secretario de Coordi­nación de Gobierno, Hugo Calvano, recorrió el lugar y afirmó que "a comienzos de este año se creó el Comité de la Reserva Natural Santa Catalina con un equipo de trabajo, que constantemente está en contacto con el Co­mité Iberá, un ejemplo de cómo una política pública sostenida en el tiempo que tiene como eje a la natura­leza puede generar políticas sostenibles, preservación y desarrollo".

El funcionario destacó que la Municipalidad implemen­tó "una estrategia de restau­ración de especies con un trabajo de compensación". La Reserva "es una zona to­talmente protegida, mientras que anteriormente estaba intervenida por el hombre, donde entraban a cazar y a pescar indiscriminadamen­te".

A su vez, Calvano seña­ló que las diversas medidas tomadas por la gestión per­mitieron que "el espacio se regenere solo, y comience a haber especies y animales que antes no había". "Actual­mente tenemos un inventa­rio con más de 70 especies de hongos, múltiples especies de árboles y diversos anima­les", dijo.

PASTIZALES QUE NO SE QUEMAN

Por su parte, el subsecreta­rio de Planificación Ambien­tal, Alejandro Cristiá, precisó que en las tareas de investi­gación "se encontraron cosas muy interesantes como, por ejemplo, pastizales que no fueron afectados por los in­cendios durante enero y fe­brero de este año, es por ello que quieren entender por qué el fuego no los afectó, cuáles son las condiciones que tienen".

El funcionario indicó además que "los biólogos aseguran que hay pocas re­servas naturales que tengan un inventario tan exhausti­vo como este. Acá hay más de 70 especies de árboles, más de 75 especies de hon­gos". Entre tanto, ponderó que "la Reserva Santa Ca­talina, además de ser un lugar de esparcimiento y contemplación, tiene un potencial de generar infor­mación valiosa para la toma de decisiones de políticas públicas contra el cambio climático"