Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/180378
DIAGNÓSTICO DE UN PROFESIONAL

Desde Chaco advierten que el Puente tiene hundimientos

El viaducto va a cumplir 50 años en mayo del año que vie­ne. 

Próximo a cumplir 50 años, el puente General Belgrano presenta un esta­do que amerita varios aná­lisis, como el realizado por el ingeniero Rubén Mónaco (profesional de la provincia de Chaco), quien expuso consideraciones técnicas durante una entrevista en el programa "Fredy Con Vos", que se emite por FM 88.9. El profesional detalló las fallas que observa en la estructura del puente que une Corrien­tes con Chaco y que podrían dañar la vida útil del via­ducto. Culpó a la carga exce­siva que se le impone día a día y a la falta de controles. Mónaco dijo que cuando habla de falencias "se refie­re a las importantes defor­maciones que se observan en la calzada, o banda de ro­daje, que presenta grandes descensos en dovelas, a am­bos lados de las columnas centrales que sustentan los tensores, es decir, la rasante se ve modificada perdiendo continuidad y producien­do un badén extendido, un desnivel pronunciando la calzada. Se observa que los descensos en los apoyos de las dovelas son cada vez más notorios y aun supe­riores a las ocurridas varios años atrás, cuando tuvieron que intervenir los obenques para corregir los descen­sos", expresó . Por otra parte indicó que "estos descen­sos de la línea de la calzada hacen que el tránsito del transporte pesado produz­ca grandes impactos sobre la estructura, que resultan muy superiores a los teni­dos en cuenta en su diseño de cálculo. De esta manera, la estructura del Puente está recibiendo una sobrecarga adicional, originando soli­citaciones no previstas que contribuyen a su deterioro. En este caso, el fenómeno se agrava aún más, dada la repetida frecuencia de la ocurrencia del impacto pro­vocado por el transporte de carga, atento a lo fluido del mismo", indicó.

Por ello, Mónaco consi­deró que "actualmente el Puente requiere un estricto control y mantenimiento que va más allá de corregir una junta, colocar una car­peta, pintar las barandas o mejorar la iluminación. Es, además, realizar los estu­dios, controles en apoyos, tensores, uniones, con se­guimiento de la evolución de las posibles anomalías en forma sistemática, dando a conocer el resultado de los mismos, sobre todo, aten­diendo particularmente los años en servicio que tiene y el gran caudal de tránsito que se incrementa en forma exponencial", expresó.

Temas en esta nota

Puente