Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/180518
ENTRE EMPADRONAMIENTOS Y RELEVAMIENTOS

La tracción a sangre y el maltrato animal en el centro de la polémica

La postal de caballos arrastrando carros con cargas pesadas son una postal cotidiana en Corrientes y es parte de la cultura local.

En los últimos días se co­noció un proyecto impulsa­do por la Facultad de Cien­cias Veterinarias de la Unne, junto con el Municipio capi­talino, con el que se avanza en un relevamiento de equi­nos utilizados para tracción a sangre. Según se explicó, el relevamiento apunta a re­colectar información sobre la situación de los anima­les e identificar afecciones directamente relacionadas con la actividad de tracción. Se estima que en la ciudad de Corrientes hay más de 500 carros que son utiliza­dos para el transporte de escombros, materiales de la construcción, ramas y otros elementos de descarte.

En paralelo, hace dos sema­nas en el Concejo Deliberante se aprobó un proyecto de re­solución en el que se pide al Ejecutivo Municipal que rea­lice el empadronamiento de familias que utilizan la trac­ción a sangre como medio de trabajo en la ciudad.

Lo cierto es que, más allá de los relevamientos y pedi­dos de empadronamientos, la presencia de caballos en estado deplorable, arras­trando carros con mucho más peso, es una postal dia­ria en las calles correntinas y se repite desde hace déca­das. "La tracción a sangre es parte de la cultura local y un medio de vida para cientos de familias, y no se va termi­nar de un día para el otro", dijo hace unos días la conce­jal del FdT, Magda Duartes, a propósito del empadrona­miento, un proyecto de su autoría.

Inclusive admitió que la prohibición de la tracción a sangre o el uso de carros tirados por caballos "no es algo que se pueda fijar de un día para el otro, y dejar sin sustento a un montón de familias. Por eso queremos tener un censo de las perso­nas que trabajan con carros, para después poder junto a la Municipalidad, la Provin­cia e instituciones interme­dias ver cómo se puede dar una transformación laboral para los carreros’.

En gestiones anteriores ya hubo intentos de transfor­mar los carros en motoca­rros, en el que tras un empa­dronamiento de carreros en esta Capital se impulsó que adquieran motocarros para la realización de sus activi­dades, pero con el tiempo quedó en la nada. Mientras tanto, asociaciones de de­fensa de animales conti­núan con las denuncias de maltrato animal y secues­tros (ver aparte).