Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/180603
ESTE DOMINGO 20 DE NOVIEMBRE

Se cumplen cinco décadas de la formación de la Orquesta Folklórica

Uno de sus directores, Carlos Maciel, cuenta su origen y sobre todo quiénes fueron los maes­tros que dirigieron la formación.

La actual formación de la Orquesta Folklórica de la Provincia, que hoy cumple 50 años, cuenta con cinco or­ganismos previos a su fundación, que no prosiguieron debido a los distintos avatares sociopolíticos de su época.

Así fue que, a principios del siglo XX, se lograron diferenciar dos for­maciones a cargo del maestro Ricardo Suárez, un violinista destacado y do­cente de la Academia de Bellas Artes de aquel entonces -actual Instituto Josefina Contte-; más concretamente en la década del ‘30, además de una tercera en la década del ‘40, también fundada por el mismo director, se­gún explica Carlos Maciel. Las otras dos fueron: la fundada por el Mtro. Oscar Espíndola Moreyra, padre de los reconocidos artistas Cacho e Irma Espíndola y que será la única orques­ta nativa sin violines y cuya duración transcurrió entre el ‘52 al ‘54. En su época tenía su propio conjunto de nombre "San Miguel", al que incor­poró a su pequeño hijo Cacho con tan sólo 10 años. El otro fue fundado por Naúm Salis, del ‘55 al ‘56, disuel­to tras el golpe de Estado que derrocó el segundo gobierno del general Juan Domingo Perón conocido como "La Libertadora". Esa formación estaba integrada por Ramona Galarza, de es­casos 16 años, y Efraín Maidana, sólo dos voces, no había coro. 

"Precisamente por ello es que como ex director de la Orquesta Folklórica puedo asegurar que la actual forma­ción de la Folklórica es la sexta, fun­dada en el siglo pasado, en diciembre de 1972", dijo Maciel.

LOS DIRECTORES

Herminio Giménez: "La primera etapa estuvo a cargo total de Hermi­nio Giménez, maestro reconocido internacionalmente en la música de raíz guaranítica. Paraguayo de naci­miento y multiinstrumentista: era intérprete de bandoneón, teclado, guitarra y bombardino -instrumento de viento- con los que se caracterizó en su comienzo.

Por supuesto, la influencia del direc­tor en ese tiempo -año ‘77- fue extraor­dinaria, porque poseía la experiencia de haber dirigido Orquestas Sinfónicas tanto en Nueva York como en Moscú, según él mismo lo comentaba.

Herminio era un hombre demasia­do absorbente, por su calidad musical y a la vez, por su personalidad, era ge­neroso. Él escribía todas las partituras personalmente y a los instrumentis­tas intuitivos nos pasaba uno por uno las partes y así sonaba la orquesta.

Era un ser extremadamente libre, no quería tener ningún tipo de atadu­ras políticas, quería dedicarse sólo a la música. Gran amigo del Sr. Navajas Artaza, por lo que fue elegido como el director del nuevo organismo".

Herminio es considerado como uno de los compositores contempo­ráneos más sobresalientes por la Or­ganización de Estados Americanos, alcanzó a registrar más de 200 temas musicales de distintos géneros, al­gunos de gran trascendencia como: "Che Trompo Arazá" y "Cantata a la Paloma de la Paz" de Picasso, entre tantos más.

Eugenio Balbastro y B. Benjamín de la Vega: "Luego de la partida de Don Herminio, por cuestiones políticas en el año ‘76, los directores que lo reem­plazaron fueron Eugenio Balbastro, que tenía el cargo de director adjun­to y cuya presencia con la batuta fue muy fugaz".

"No obstante, Eugenio era un exce­lente tecladista muy reconocido por su participación en grupos musicales de los años ‘60, como ‘Los RAB’ y ‘Los Hit’s’, antes de formar parte del pri­mer tramo de la Orquesta Folklórica. También Blas Benjamín de la Vega, quien era pianista del organismo y que, a lo largo de su vida, ocupó car­gos ligados a la cultura. Benjamín se hizo cargo de la dirección de la Or­questa, en una presentación en la lo­calidad de Sauce". 

"En la Folklórica históricamente hubo violines. De las cinco versiones anteriores, casi siempre hubo pre­sencia de violines, con excepción en una sola oportunidad en la que no se incluyó y fue en la formación dirigida por Espíndola Moreyra".

Mario Grossi: "En la orquesta di­rigida por Giménez, ingresaron vio­linistas como Ma­rio Grossi y Alberto Sturniolo, cuyos hijos eran músicos de la Or­questa Sinfónica de la Provincia -formación melliza de la Folkló­rica ya que surgieron en el mismo decreto-. Así, ese momento de la Folklórica, se en­contrará con un Mario Grossi ejecutando el violín y dirigiendo la orquesta, a la vez, en varias actuaciones. Grossi fue designado por decreto, hasta el año 1977". A partir de ese año, se llama a concurso nacional para cubrir el cargo de Mtro. de la Orquesta Folklórica de la Provincia de Corrientes y también cada integrante de la orquesta debió concursar para ocupar su cargo. 

Miguel Ángel Fernández Luque: "A través del Ministerio de Educación y Cultura y por Resolución Nº 231 del 6/Julio/1977, se resuelve llamar a con­curso de antecedentes y oposición para cubrir cargos de director, eje­cutantes y Coro, con destino a la Or­questa Folklórica de la Pcia. y por De­creto Nº 3222 del Poder Ejecutivo, del 9 /Agosto/1977, aprueba la resolución antes citada y se designa al jurado in­tegrado por el Prof. Marcelo Daniel Fernández, en su carácter de subse­cretario de Cultura; el Prof. Segundo Álvarez y el músico Mario Raúl Bar­boza. Como suplentes, la Prof. Rosa Viola de Turco, el Sr. Roque González y el asesor fue el Sr. Juan Carlos Gar­cía. Firman el gobernador Luis Car­los Gómez Centurión y Elizabeth M. Sigel de Semper, como ministra de Educación y Cultura de la Provincia", según lo expresado por el Prof. Enri­que Piñeyro.

"En esa ocasión, quien termina siendo el músico seleccionado, Don Miguel Ángel Fernández Luque, de­bió cumplir con la prueba de realizar arreglos musicales para poder apro­bar el concurso y tomar la batuta. Fernández Luque fue el director de la Folklórica desde 1977 hasta 1994, en que se jubila administrativamente". (Por Carlos Maciel)s

LOS DIRECTORES HASTA LA ACTUALIDAD.

Alfredo Suárez: el actual director

Alfredo Suárez: cuando dejó la conducción, en el año 2001, Carlos Maciel, le sugirió a la subsecretaria a cargo, que convoque como direc­tor de la Folklórica al músico Alfredo Suárez, porque contaba con las condiciones necesarias: buen arreglador de voces y de instrumentos, lo que se hizo efectivo. Tocaron mucho tiempo juntos: Suárez como director y Maciel como guitarra eléctrica del organismo, desde el año 2001 al 2012, fecha en la que finalmente, Carlos Maciel se jubila.

Alfredo Suárez es un excelente arreglista de voces e instrumentos. Estudió el Magisterio de Música en el Instituto Superior Carmelo H. De Biasi; dirigió el Coro Polifónico de la Basílica de Itatí; el Coro Polifónico de Empedrado; participó en distintos grupos vocales co­menzando con "Canto América", Renacer, Los de Imaguaré, el Grupo Ñamandú y con Adolfo Alegre y su Conjunto. También acompañó, al frente de la Orquesta a artistas como: El dúo Úbeda Chaves, El trío Co­comarola, Don Pedrito Montenegro, Salvador Miqueri, Pocho Roch, Romero Maciel, Mario Bofill y Julián Zini, entre otros.

Junto a cantantes de nivel nacional, la orquesta actuó con Julia Zen­co y Guillermo Fernández. Juan Darthés, Ramón Ayala, Coti, Axel, Raúl Lavié, Ilda Lizarasu y Elena Royer.

Suárez formó parte de la Orquesta Folklórica, desde el año 1994 en que ingresó como integrante del coro, aunque durante la gestión de Maciel también hacía arreglos para el Coro y posteriormente ejecutó el bajo.

Es director de la Orquesta desde el año 2001, siendo a la fecha el maestro con mayor permanencia en la dirección, con 21 años de servicio.s