Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/180618
PREOCUPA LA SITUACIÓN DEL CAMPO

Productores advierten que por la sequía la "ganadería está mal"

Dicen que impacta con mayor fuerza en la zona núcleo del país, con una marcada disminución de la oferta forrajera.

La ganadería es otra de las actividades agropecuarias que se encuentran afectadas por la persistente sequía que impacta con mayor fuerza en la zona núcleo del país, con una marcada disminu­ción de la oferta forrajera destinada a alimento de los animales que determinan un incremento en los costos para su manutención.

"Hoy la ganadería tam­bién está mal, sin pasto y con mal estado de las vacas, lo cual va a afectar la pre­ñez", dijo el presidente de la Sociedad Rural de Venado Tuerto, Claudio Berrueta.

En el marco del recorrido que la agencia Télam hizo sobre varias localidades de la zona núcleo, Berrueta marcó que las siembras fo­rrajeras que se realizaron fueron afectadas por la se­quía, impidiendo el pasto­reo de los animales, a lo que se sumó la falta de pastos naturales por la escasez de lluvias.

Frente a esto, los produc­tores tuvieron que "despren­derse un poco de invernada porque sabíamos que no iba a haber pasto y era necesa­rio darle campo a las vacas. Además, los feedlots tam­bién se achicaron, porque está mal la relación de cos­tos".

En este sentido, el produc­tor de Pergamino, Máximo Pizarro, sostuvo que, a pesar de la situación "el ganade­ro necesitó seguir dándole de comer a las vacas" y que "frente a la baja del valor de la hacienda y el aumento de los costos, realmente es necesario hacer las cuentas para ver si se puede mante­ner un rodeo".

"Hoy falta principalmente el forraje, porque ya escasea desde el año pasado y va a faltar el que viene. Eso hace que los rollos salgan mucha plata", remarcó Pizarro. En la misma línea, el productor de Venado Tuerto, Edmun­do Nolan, aseveró que "para un productor ganadero todo es mas costoso". "Tienen que salir a comprar forra­jes y granos, lo cual es muy caro. Ya hay una escala que está afectada, con los engor­des a corral parando la ma­quina", concluyó Nolan.

Según el último informe de la Mesa de Monitoreo de Sequías, integrada por la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca y orga­nismos oficiales, el stock bovino afectado por la falta de lluvias a nivel nacional alcanzaba las 18.571.487 cabezas. La producción es­timada de trigo es de 13,4 millones de toneladas, con una caída de 39,4% respecto de la campaña anterior, de acuerdo con el informe de Estimaciones Agrícolas de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca.s

Apuran la siembra de soja con la esperanza de que mejore el clima

Las lluvias del último fin de semana die­ron la posibilidad a los productores de la zona núcleo de comenzar a sembrar soja y en algunos casos maíz al contar con hume­dad superficial en los lotes y dar así impulso a una retrasada campaña de granos gruesos. Esto se da tras las magros resultados en trigo y con la certeza de que la nueva campaña, a priori, no estará exenta de complicaciones. "Lo que estamos sembrando ahora es una promesa, algo que vamos a ver si anda. Espe­remos que La Niña (fenómeno climático que afecta a la Argentina y la región en los últi­mos tres años y que se traduce en lluvias por debajo del promedio) se termine y pueda ve­nir una revancha, con una expectativa ma­yor", dijo a Télam Edmundo Nolan, un pro­ductor de Venado Tuerto, en el sur de Santa Fe. En una recorrida sobre diferentes puntos de la región agrícola comprendida entre el norte de la provincia de Buenos Aires, cen­tro sur de Santa Fe y sudeste de Córdoba, las imágenes de sembradoras implantando soja sobre el trigo escuálido que se encuentra to­davía en pie es una constante.

Estos trabajos prácticamente se hacen contrarreloj, ya que las lluvias que recibie­ron los campos de esta región y que dejaron un manto de humedad superficial bastante heterogéneo, debe ser aprovechada con ur­gencia para poder sembrar soja y, en menor medida, maíz. 

"Hay que meterle y sembrar porque en 30 días se termina la fiesta", dijo, por su parte, Carlos Covernton, productor de la localidad santafesina.

En diálogo con Télam, Covernton hizo un repaso sobre lo que sucede en la zona: "El maíz no se sembró. Si bien algunos lo hicie­ron en seco, arriesgándose, los lotes que no se helaron hoy la están peleando. Mientras que el 95% de los lotes que iban a maíz de primera ya pasaron a tardío. O sea, en di­ciembre no va a haber cosecha de trigo en la zona núcleo y tampoco va a haber maíz en marzo, recién se va a ver maíz en julio y agosto".

En lo que respecta a la soja, el productor dijo que la oleaginosa "está con un retraso histórico, con solo un 15% de la soja sem­brada en la zona de Venado Tuerto, cuando en la misma época del año pasado estaba en el 80%". 

"Estamos haciendo lo que podemos, pero no hay lugar a una gruesa mala, no puede fa­llar, porque el problema que tenemos es que nuestra inversión por hectárea es el doble que el año pasado", señaló Covernton.