Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/180770
PUJA ENTRE ALBERTO FERNÁNDEZ Y CFK

Bono o suma fija: el Gobierno nacional evalúa una definición entre las opciones

La vicepresidenta presiona por un in­greso mensual, ante la resistencia del entorno presidencial. Se esperan avan­ces en el transcurso de esta semana.

El Gobierno mantiene bajo análisis alternativas para reforzar el poder ad­quisitivo de los trabaja­dores, en un año en que la inflación no dio tregua a los bolsillos. Por estas ho­ras define qué pasará con el bono de fin de año. 

Alberto Fernández y Sergio Massa almorzaron el viernes en el Palacio de Hacienda, en medio de la tensión cambiaria y en la previa de las definiciones sobre el nuevo dólar soja.

Durante el encuentro, que marcó la reanudación de la agenda del Presidente tras superar sus inconvenientes de salud, avanzaron sobre una de las preocupaciones principales del Gobierno en la antesala del fin de año: anunciar un bono o suma fija para trabajadores en re­lación de dependencia.

Según trascendió, la suma del bono de fin de año que está en análisis ronda­ría entre los $30.000 y los $45.000. Además no está descartado que se pague en cuotas.

De momento, lo que está casi descartada es la suma fija, alentada por Cristina Kirchner, que volvió a co­brar fuerza en las últimas horas. Hasta el jueves el círculo presidencial la des­cartaba, como se observó a partir de las declaraciones de la ministra de Trabajo, Kelly Olmos.

"El proceso de parita­ria que se está llevando adelante está siendo muy vigoroso, y logrando una alta recuperación de la ca­pacidad adquisitiva ante la inflación. Interferir en el proceso de las paritarias no nos parece lo más adecua­do", agregó.

Ese mismo día. en rueda de prensa desde la Casa Ro­sada, la portavoz de la Pre­sidencia, Gabriela Cerruti, avaló los dichos de Olmos. "No hay suma fija para na­die. Sí se están estudiando alternativas para que los salarios le ganen a la infla­ción, y las paritarias lo es­tán logrando", sostuvo.

Sin embargo, la conve­niencia de una u otra op­ción fue evaluada en la reu­nión en el quinto piso del Ministerio de Economía.

"Se está analizando", se­ñalaron desde el entorno de Alberto Fernández, donde antes expresaban mayores reticencias. Según dijeron, lo que une a las dos orillas de la coalición gobernante es "el objetivo de dar res­puesta a un sector que su­frió los efectos de la infla­ción".

La vicepresidenta ha­bía reclamado una suma fija para los trabajadores durante el plenario de de­legados de la Unión Obre­ra Metalúrgica (UOM) en Pilar, y días atrás le metió presión al Gobierno al otor­gar $30.000 en ese concep­to para los trabajadores del Congreso, en una decisión que tomó conjuntamente con Cecilia Moreau, titular de Diputados.

La reunión del jueves entre Alberto Fernández y el secretario general de la CGT, Héctor Daer, fue leída como un cambio de postura por parte del mandatario, que también dio señales desde lo discursivo. "Con­versamos sobre la situación gremial de los trabajadores de nuestro país, la evolu­ción de las paritarias y de qué modo culminar el año salarialmente", publicó 

Horas antes se había reunido con el titular de la Afip, Carlos Castagneto, con el que analizó los ni­veles de recaudación con la cuestión del ingreso extra como telón de fondo.

En la antesala de su anuncio, Fernández y Mas­sa analizaron el dólar soja y reposaron en uno de sus objetivos: que funcione como un fondo para las asignaciones familiares y se amplíe a todos los trabaja­dores en relación de depen­dencia, sin importar el in­greso mensual que tengan.

Pablo Moyano, líder de la CGT, presionó repetida­mente al Gobierno en ese sentido. "Se lo hemos dicho a Alberto (Fernández), a Cristina (Kirchner), a Ser­gio (Massa) y, el otro día, a la ministra de Trabajo (Ke­lly Olmos): mi obsesión, de acá a fin de año, es la suma fija, que el impuesto al tra­bajo desaparezca o que no tribute en el aguinaldo a fin de año, y que las asigna­ciones familiares que hoy cobran dos millones de tra­bajadores sean para los seis millones de trabajadores registrados", dijo la semana pasada.s