Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/180798
REMODELACIÓN DE LA ZONA PORTUARIA

Desarme y traslado hormiga por parte de los puesteros del puerto

La mudanza se desarrolla en forma lenta. Algunos ya se fueron, otros están más demorados. La carpa en la avenida Pomar no está lista aún.

DESMANTELADO. "EL MERCADITO DEL PUERTO" COMIENZA A EXHIBIR ESPACIOS VACÍOS EN DONDE YA SE DESMONTARON ALGUNOS DE LOS PUESTOS, MIENTRAS OTROS VENDEDORES AÚN SE RESISTEN AL TRASLADO HASTA QUE LA CARPA EN EL PARQUE HIPÓDROMO, A UN LADO DE LA AVENIDA POMAR, ESTÁ LISTA.

Diez días transcurrieron del plazo programado por la Municipalidad para el traslado de los puesteros del mercado del puerto, a la car­pa que se instaló en el predio sobre la avenida Gregorio Pomar, en el predio del ex hipódromo, un lugar lindan­te a un hipermercado, que supo ser también sitio para el desarrollo de los carnava­les capitalinos cuando aún no existía el corsódromo.

Hace dos semanas co­menzó a limpiarse el predio e instalaron una megacarpa, de unos 300 metros de largo, donde está acordado que allí se instalen los puesteros. Es la misma carpa, en la que por varios meses se instala­ron en la plaza del Mercosur los puesteros del Centro de Ventas Virgen de Itatí, que se incendió en 2018. El tema es que, pese a que debía estar todo listo hace más de una semana, ayer aún realizaban el cableado provisorio para que los vendedores pudie­ran mudarse definitivamen­te y comenzar a trabajar allí. 

Sin duda esta demora, ge­nera otras postergaciones. Los que ya abandonaron el puerto y desmontaron sus puestos, tuvieron que irse a sus casas, porque nada está listo. Y hay otros que se re­sisten a mudarse hasta que en la carpa no esté lista.

Según relataron los pues­teros, "trasladar todo hasta allí no alcanza con una se­mana. No es fácil llevar toda la mercadería y nuestras co­sas porque la Municipalidad no nos provee de nada, ni de trabajadores que nos ayu­den ni móviles para llevar todo. Todo sale de nuestros bolsillos, a pulmón", señala­ron ayer en declaraciones a radio Dos.

"Esto llega en un momen­to que no es el conveniente. Nos afecta en un 100 por ciento, tenemos que trabajar para pagar las cuentas y si no vendemos perdemos pla­ta. Este traslado no nos da una solución rápida, quién va a ir a la carpa en la aveni­da Pomar, un gazebo que ni siquiera el piso le han hecho para que estemos bien, fal­tan las divisiones, los baños químicos, es mucho lo que falta".

El malestar se percibe en el ánimo de los pueste­ros que aún están persisten en quedarse en el puerto. Mientras el panorama es mucho más desolador allí, donde hay espacios vacíos que ya se desarmaron, la basura continúa en el lugar. Tampoco hay demasiadas precisiones por parte del Municipio. 

 "En 9 meses volvemos"

Entre los 56 puesteros que firmaron el acuerdo con el Municipio, para el traslado provisorio a la avenida Po­mar al 800, existe el con­vencimiento de que en poco menos de un año estarán de regreso.

Los vendedores acepta­ron el traslado provisorio mientras se construye un supuesto paseo de compras. "Según la maqueta que nos mostraron, en nueve meses volvemos, que es el plazo en que el edificio que dicen que van a construir tiene que es­tar listo", dijo Hugo, uno de los puesteros, que lleva en el lugar más de 30 años.

Según señalaron los mis­mos vendedores en la zona que ellos ocupan está pro­yectada una obra, que aun­que no lo dicen expresamen­te forma parte del Plan Cos­tero, anunciado hace más de cinco años y en el que se preveía la reformulación de la zona portuaria. Al pa­recer, según les explicaron a los puesteros, se prevé la construcción de un paseo de compras de dos pisos de al­tura, en el que se instalarán locales gastronómicos y los vendedores podrán reinsta­larse en locales en ese lugar. Tampoco se modificaría la dársena donde estacionan los colectivos, por lo que las paradas seguirán funcio­nando en ese sector.