Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/180911
PREACUERDO PARA UNA INTERNA ABIERTA DEL RADICALISMO EN MARZO

Valdés asfalta su proyección por fuera de la hoja de ruta del Comité Nacional

Ausente en Formosa, donde estuvie­ron Morales y Manes, el gobernador afianza el trato directo con el PRO. ¿La butaca de la vice es suya?

En medio de un rumor sobre un acuerdo prelimi­nar para una interna abier­ta -previa a las Paso- entre los dos radicales aspirantes a la Presidencia de la Na­ción, el gobernador corren­tino, Gustavo Adolfo Valdés volvió a marcar diferencia respecto del sendero que pretende consolidar el Co­mité Nacional del partido, controlado a rienda corta por el gobernador jujeño Gerardo Morales. El vier­nes, argumentando razo­nes de agenda, Valdés se ex­cusó de visitar la ciudad de Formosa donde se realizó el lanzamiento de Fernan­do Carbajal, un correligio­nario con brumoso pasado en Corrientes que ahora es diputado nacional por esa provincia y pretende dis­putarle la gobernación al eterno Gildo Insfrán. Allí estuvieron Gerardo Mora­les y Facundo Manes, pero el Gobernador correntino que es de la zona faltó a la cita.

Es verdad que Valdés dio aviso con anticipación de su ausencia, pero no obs­tante resultó curioso que no haya podido acomodar sus actividades para hacer 160 kilómetros y compartir el acto en Formosa. ¿Será por Carbajal?, quien fue fiscal de Estado de Arturo Colombi, ¿o será para no mostrarse con Morales que tiene su propio orden de prioridades para el 2023? Quizás sólo sea una cues­tión de agenda, el punto es que el correntino se preser­vó de aparecer en una foto armada a gusto y paladar del jujeño. No es la primera vez, desde hace un tiempo que Valdés viene seleccio­nando cuidadosamente los escenarios donde habrá de exhibirse. 

En la semana que acaba de terminar visitó al jefe de Gobierno porteño, Ho­racio Rodríguez Larreta, que presentó a su equipo económico para la eventual gestión presidencial; unos días antes atendió perso­nalmente a Mauricio Macri en la visita que hizo para la presentación de su libro "Para qué". 

La prensa porteña y so­bre todo el periodismo es­pecializado destaca la bue­na sintonía de Valdés con ese círculo rojo del PRO que está midiendo prospectos de vicepresidente.

Aunque el mandatario correntino intenta bajar el nivel de expectativa respec­to de su proyección en la escena nacional, el hecho irrefutable es que su nom­bre y apellido está en el bo­lillero y podría salir. Algu­nos lo dan como un posibi­lidad cierta, por ejemplo en la edición de ayer el diario porteño La Nación deslizó que por la proliferación de candidatos, en el PRO pro­mueven la idea de cerrar fórmulas cruzadas para competir en las Primarias de 2023, todas ellas con un dirigente propio a la cabeza y un radical como acom­pañante. En el macrismo especulan con el binomio entre Rodríguez Larreta y el gobernador radical de Co­rrientes, Gustavo Valdés; o Patricia Bullrich y el men­docino Alfredo Cornejo.

Esta iniciativa no termi­na de convencer a la Unión Cívica Radical, por caso al jujeño Morales que tiene aspiraciones presidencia­les, igual que el cascoteado neurocientífico Facundo Manes. Dicen que Morales aprovechó el encuentro en Formosa para acercarle una propuesta a Manes, quien no descarta la idea de un ca­mino alternativo con el cor­dobés Juan Schiaretti, entre otros. (Ver aparte). 

Según parece, Valdés ha decidido mantenerse al margen del devaneo del Comité Nacional, que está fuertemente influenciado por el interés de Gerardo Morales, y en ese sentido afianzó su vínculo directo con las figuras que tienen el liderazgo dentro del PRO. No son pocos en Corrien­tes los que consideran que la fórmula 2023, en defi­nitiva debería ser encabe­zada por el partido de los globos amarillos. Algunos, con peso específico dentro del Comité Provincial de la UCR, sostienen que Mauri­cio Macri es "el mal menor". Por ahora el ex presidente no ha definido su intención de competir. Si llegara a hacerlo, ¿la butaca del Vice también será para Valdés? No hay que perder de vista que el correntino llegó has­ta donde llegó por interce­sión del "Gato".

Como sea, la presencia del reelecto mandatario correntino en la liga mayor ya no es novedad; su nom­bre está en consideración y constituye una disputa de liderazgo regional al jujeño Morales, con quien mantie­ne una madura relación ins­titucional, pese al evidente conflicto de intereses que subyace. s

La Cámara de Diputados de la Nación ingresó en una virtual parálisis tras el fracaso de la sesión de elección de autoridades del jueves pasado y el escanda­loso plenario que se realizó a continuación. La bancada de Juntos por el Cambio no prestó quórum en repudio por la decisión de la -toda­vía- presidenta del cuerpo Cecilia Moreau, de frenar la Resolución que designó los cuatro representantes de la Cámara baja al Consejo de la Magistratura.

La bochornosa reunión, en la que hubo gritos, in­sultos y gestos obscenos, con Cristian Ritondo como protagonista, profundizó el clima de enfrentamiento. El oficialista Frente de Todos tampoco se quedó atrás.

Ambos sectores, que do­minan la Cámara, decidie­ron avanzar con proyectos que piden expulsiones o sanciones contra los in­tegrantes de las bancadas contrarias. El análisis re­caerá en la Comisión de Asuntos Constitucionales, destino reglamentario de este tipo de solicitudes que rara vez avanzan, mucho menos en un escenario de paridad de fuerzas tan mar­cado como el actual.

Desde el Frente de Todos se pidió la expulsión del ti­tular de la bancada del PRO, Cristian Ritondo, luego de los gestos ofensivos que realizó durante la sesión contra Cecilia Moreau. Por su parte, Juntos por el Cam­bio pedirá expulsiones para el bonaerense Rodolfo Tail­hade; la entrerriana Blanca Osuna y para la propia Mo­reau, titular de la Cámara.

Desde el PRO acusan a Tailhade de homofóbico por sus dichos sobre "sodo­mizar" a los radicales; a Osuna de haberle gritado "asesino" a Gerardo Mil­man, y a Moreau por sus in­tervenciones en el manejo de la sesión.s

Sustituto

En el Palacio de 25 de Mayo y Salto no hay ni siquiera una mueca de respuesta ante la pregunta de un eventual salto de Valdés a la escena nacional. Más aún, el viernes, en una entrevista radial el Gobernador relativizó la cues­tión. Sin embargo, el asunto seguramente es motivo de constante evaluación y uno de los aspectos centrales es, llegado el caso, la sustitución en el Poder Ejecutivo Provin­cial. En la hipótesis más positiva -de candidatura y victo­ria-, en diciembre de 2023 a Gustavo Valdés le quedarán todavía dos años de mandato en Corrientes. Tendrá que reemplazarlo el vicegobernador Pedro Braillard Poccard. 

Temas en esta nota

Gustavo Valdés