Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/181531
OPERATIVO POLÍTICO

Filtraciones ilegales: el Gobierno apunta a una interna del PRO

Desde Casa Rosada, el día después de que Horacio Rodríguez Larreta dijera que todo es "una operación de espionaje ilegal del kirchnerismo".

Horas después de que Horacio Rodríguez Larreta afirmara que la filtración de chats de su ministro (ahora con licencia) Marcelo D’Alessandro fue "una operación de espionaje ilegal del kirchnerismo", desde el Gobierno nacional se replicó que se está ante "una interna de Juntos por el Cambios". Más precisamente, una interna del PRO.
El jefe de Gobierno porteño volvió días atrás a Caba, traspasar las fiestas de fin de año en Villa La Angostura (donde se vio dos veces con Mauricio Macri, en herméticas cumbres) y salió en defensa de su funcionario con fuertes imputaciones al oficialismo. "Yo confío en Marcelo", dijo Rodríguez Larreta y después de identificar al kirchnerismo con "las mafias", le apuntó al Gobierno nacional: "Que digan de una vez que no les gusta la democracia".
"Este gobierno terminó con los sótanos de la democracia y no espía. El macrismo creó un monstruo y ahora lo utiliza en sus internas", replicó la vocera presidencial Gabriela Cerruti, quien atribuyó las filtraciones a una disputa "entre D’Alessandro y (Gerardo) Milman", colaborador de Patricia Bullrich.
Aunque la ingenuidad no sobra en Casa Rosada, sorprendió la vehemencia de las críticas de Rodríguez Larreta y su acusación sin dobleces al kirchnerismo. "¿De qué hablan? En la Justicia hay varias causas de espionaje ilegal de agentes de la AFI durante la presidencia de Mauricio Macri. Eso fue comprobado", comentaron a este medio fuentes presidenciales.
El diputado nacional Eduardo Valdés (siempre un puente entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner) recordó los episodios de espionaje ilegal de la AFI de Gustavo Arribas y Silvia Majdalani: "A Larreta le costó el divorcio el espionaje que le hizo Macri con los Mario Bros. Ellos se espían entre ellos", dijo. Valdés aludió a "los Mario Bros", un grupo de ex espías cuyo accionar ilegal motivó la apertura de causas judiciales, en las que por ahora, la Justicia confirmó las operaciones pero desligó a Arribas y Majdalani de responsabilidades.
Cristina Caamaño, la primera interventora de la AFI que nombró Alberto Fernández, también vinculó el episodio de los chats con la interna del PRO. "No me queda claro si es una interna con D’Alessandro o contra él", dijo y agregó "la Agencia tenía muchos policías de la Ciudad trabajando en comisiones y, como lo que hacían era espionaje ilegal, los devolví a la Policía porteña. Cualquiera de esos agentes puede haber hackeado su celular. Eso hay que investigarlo", dijo Caamaño.
La vocera presidencial hizo referencias a los chats entre D’Alessandro y Marcelo Violante, el concesionario del servicio de grúas de Caba. "Todo el sistema de grúas tenía un efecto recaudatorio y cobraban fortunas, y siempre hemos denunciado que esa era la caja de la política del macrismo, la caja de (el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez) Larreta, y eso es lo que ahora es importante que explique", denunció.