Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/181774
LOS AUMENTOS IMPACTARÍAN DESDE MARZO 

Energía: distribuidoras piden equiparar sus tarifas con las del resto del país

Plantean que las tarifas de electricidad en el Amba son las más baratas de los últimos 3 años, les autorizaron 2 ajustes acumulados del 32%.

Las empresas distribuidoras Edenor y Edesur participaron ayer de la audiencia pública para

definir los nuevos incrementos tarifarios que se aplicarán entre febrero y marzo. Las empresas enfatizaron que en los últimos tres años les autorizaron dos aumentos acumulados del 32%, mientras que la inflación fue más del 300% en el mismo periodo, y que tienen las tarifas más bajas no solo del país, sino también de la región.

Además, señalaron que este año proyectan un rojo operativo de $323.600 millones si no hay una actualización en sus ingresos, que probablemente se cubra con endeudamiento con el Estado, si no hay aumento de tarifas.

Las boletas de electricidad están compuestas por cuatro componentes: la generación de la electricidad, que explica alrededor del 58% del costo de la factura; el transporte a los centros de consumo (2%); la distribución en los hogares (17%), y los impuestos nacionales, provinciales y municipales (23%).

De esos componentes, solo el segmento de generación recibe subsidios, que se canalizan a través de la Cammesa, la compañía privada con control estatal que compra la energía eléctrica y la vende (con subsidios) a las empresas distribuidoras. Entre este grupo se encuentran Edenor y Edesur.

En el segundo semestre de 2022 el Gobierno aplicó la segmentación tarifaria para reducir los subsidios a la generación en los hogares de ingresos altos. Eso explica los tres últimos aumentos que hubo en las tarifas.

"Entre 2019 y 2022, los ingresos de Edenor subieron un 32%. En el mismo periodo, el aumento de la nafta fue del 306%; la inflación, 516%; el dólar oficial, 307%; los salarios, 415%, y la medicina prepaga, 425%", dijo Federico Méndez, responsable de Edenor en la audiencia.

Esto, sostuvo el ejecutivo, repercutió en un déficit de la empresa de $35.446 millones (mayores gastos que ingresos) en 2021 y de $18.107 millones en los primeros nueve meses de 2022 (último balance trimestral). "En el mismo periodo las empresas de generación tuvieron ganancias por $96.263 millones. La consecuencia de esto fue la imposibilidad de Edenor de cumplir en tiempo y forma con los pagos con la Cammesa", dijo Méndez.

En diciembre pasado Edenor firmó un acta acuerdo con la Cammesa, la Secretaría de Enre, en el que se saldó parte de la deuda y se suscribió un plan de pago por el saldo restante. En concreto, Edenor debía $105.777 millones a la Cammesa, pero al quitarle los intereses punitorios el capital a refinanciar se redujo a $57.159 millones.